En su última carta circular la provincial de América Andina, Graciela Francovig, asegura que ha sido una suerte tener en Cochabamba, en Bolivia, a las 17 Hijas de Jesús que participaron en el Curso de Renovación. "Fue un baño de universalismo que nos hizo mucho bien. Sentir el Cuerpo y nuestra “dispersión”, nos hizo gustar la “congregación” de otra manera. Cuánto por agradecer". Además, en este momento las formadoras de la Congregación también se encuentran en Cochabamba reunidas con Maria Inez Furtado y Clara Echarte. "El jueves 19 vendrán a almorzar con nosotras en la Casa Provincial. Su presencia ha sido una riqueza en el compartir con nosotras en dos oportunidades: la eucaristía y cena en uno de los días de la Asamblea de Región, oportunidad en la que estuvimos todas las HH de Bolivia como el día de la Clausura de la CBR. Teniendo en las sobremesas verdaderas conversaciones espirituales".

0
0
0
s2sdefault