Este domingo 11 de febrero, en la fiesta de la Virgen de Lourdes, la comunidad del Noviciado se congregó en la Capilla de la casa para celebrar la entrada de Mary Mae Santorce, joven de Filipinas que llegó a Argentina el 2 de febrero para iniciar su noviciado. Estuvo presente la hermana Marlene Serrano, superiora provincial de la provincia América Andina quien está de visita en Córdoba, y la hermana Luna de la comunidad de Córdoba-Monterrico.

Como es de costumbre en este sencillo  rito,   se le entregaron a Mary Mae unos signos propios de esta etapa:  La hermana Marlene, al hacerle entrega de las Constituciones le dijo a Mary Mae, que ellas serían luz y guía para el camino que hoy comienza; al entregarle  el crucifijo,  la hermana Cecilia le expresó esta cruz  hace memoria del camino de seguimiento de Jesús,  y cuando la hermana Iris le colocó el IHS propio del noviciado, le dijo que era símbolo de su proceso gradual de pertenencia a esta familia, pero antes que todo y siempre pertenecer  a Jesús, cuyo nombre lleva puesto.

Durante el día nos sentimos muy unidas desde la oración a todo el cuerpo congregacional. Mary Mae a través de regalos, mensajes y llamadas fue experimentando el cariño y cercanía de las hermanas de la provincia América Andina en este día tan especial.

Después del rito las hermanas compartieron el almuerzo y la eucaristía al final del día para agradecer a Dios el don de la vocación de Mary Mae. Continuamos rezando por ella para que nuestro Señor la siga fortaleciendo.

  

 

 

0
0
0
s2sdefault