Como otro curso más, que termina y que hay que cerrar, el pasado viernes 9 de junio han sido convocados los REC´s y directores de la Provincia de España-Italia, en la Casa Interprovincial de Madrid. El programa de la jornada, ya llamó la atención de los convocados: desplegando velas, arribando a puerto, señalando rumbo,… Y es que la jornada no ha sido como la de “otro curso más”.
El encuentro del  ha pretendido ser un momento de reconocimiento y agradecimiento a la tarea directiva que, durante varios años, han desarrollado nuestros directores y REC´s. Si bien es cierto que al principio de la mañana, “desplegábamos velas” adelantándonos algunos aspectos del próximo curso, como el lema; informaciones importantes por parte de la Superiora Provincial, en un “tiempo de recogida de frutos”; los pasos que se van dando en búsqueda y deseo de formar una familia Madre Cándida, de laicos-Hijas de Jesús, viviendo en Misión compartida, como nos presentaba Teresa Pinto fi; y la propuesta concreta del Equipo de Revitalización, sobre trabajar juntos el apostolado social como eje transversal, que nos hacía Blanca Esther Iriarte fi; el resto de la jornada lo hemos dedicado a “arribar a puerto” después de una larga travesía en la que se han sucedido días de recio temporal, pero muchos, gracias a Dios, de mar en calma, en los que nuestros esfuerzos “por llegar a buen puerto” han sido suavizados desde el convencimiento de que estábamos al servicio de un Proyecto que nos une, en el que creemos, y por el que remamos al mismo son.
Elías López sj nos movía y conmovía por dentro, cuando esta mañana nos ayudaba a “dejar ir” para “dejar venir” y “pasar el testigo”. Qué bonito ha sido sentirnos bosque entre todos, con el árbol que representábamos cada uno y que expresaba cómo nos apreciamos y cómo estamos en este momento de soltar y de acoger, y cómo entre todos nos sostenemos y fortalecemos.
Como toda celebración que se precie ha de tener “misa y mesa”, eso es lo que hemos hecho, compartir una rica comida, en un ambiente de alegría y festividad, para después pasar a la Eucaristía, que es Acción de Gracias. Una celebración familiar, sencilla, cercana, en la que también ha estado presente la Comunidad de la inter, y en la que hemos dado gracias por todo lo bueno vivido a lo largo de estos años y por haber tenido la oportunidad de formar parte del sueño de la Madre Cándida. Mª Carmen Martín fi, Superiora Provincial, ha agradecido nuestro envío y nuestro servicio, así como la disponibilidad de cada uno de nosotros, y nos ha alentado a pasar el testigo y a seguir construyendo.

“Gracias por hacer de su sueño TU MISIÓN”

Por Charo Ros, publicado en la Web de España-Italia

0
0
0
s2sdefault